• Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

¿Que tipo de puertas elegir para tu casa?

Actualizado: 25 nov 2020

La decisión que tomemos sobre qué puertas poner en casa nos acompañará durante toda la vida. O al menos hasta que el paso de los años las deterioren y sea necesario comprar o lacar las que ya tienes. Por eso, si estás construyéndote la casa y te encuentras en el momento de saber qué puertas poner, este artículo te interesará.


Existen numerosas tipologías y formas de puertas, vamos a ver las más frecuentes y a proponerte algunas que no son tan habituales en las casas pero que pueden interesarte de igual forma.


Puertas correderas


Las puertas correderas tienen tanto detractores como defensores. Es cierto que estéticamente hablando, son muy bonitas, de hecho son un clásico en las revistas de decoración. Pero, ¿se puede trasladar esta belleza a la usabilidad?


Ventajas y desventajas de las puertas correderas

Como decíamos, las correderas son un tipo de puertas muy habitual sobre todo en las decoraciones de tipo escandinavo. Pero más allá de la estética, tienen algunas ventajas que nos gustaría desgranar:


Sensación de amplitud. Cuando las puertas están recorridas, hacen que la estancia parezca más grande generando la sensación de que son dos espacios integrados. Para ello es necesario que el hueco de la puerta sea más ancho que el que normalmente se hace para una tradicional (más de 72 centímetros). Pero esta sensación de amplitud también está vinculada con la altura de los techos (debe ser igual para ambas estancias) y que la decoración sea similar (en paredes y suelos).


Ahorro de espacio. Es cierto que cuando tenemos espacios pequeños (descubre cómo aprovechar el espacio), una puerta tradicional puede ser un impedimento ya que hay que dejar centímetros libres para el recorrido de la hoja. Y esto no sería necesario con una de corredera. Se nos viene a la cabeza por ejemplo lugares como baños o aseos pequeños en los que cada milímetro es absolutamente necesario.