• Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Gresite como revestimiento para baños

Actualizado: 25 nov 2020

Ya hemos hablado mucha veces de los diferentes revestimientos que se pueden poner en un baño. Y aunque lo más habitual sean los azulejos, no siempre tiene por qué ser así. Los baños sin azulejos son cada vez más frecuentes (fíjate en bares, hoteles, restaurantes…) y descubrirás que existen otras alternativas igual de interesantes a la tradicional.





Queremos dedicar este artículo al gresite, una de las opciones más frecuentes en los baños. Este material cerámico permite decorar paredes y suelos dándoles un toque diferente.Se trata de un material de construcción, formado por materiales vítreos, en la mayoría de las ocasiones de vidrio reciclado.

Una de las ventajas del gresite es que consigue ampliar visualmente las dimensiones de un espacio sobre todo si es pequeño. Por eso si te fijas, lo habrás visto sobre todo en aseos que no cuentan con mucho espacio.


Normalmente las piezas de gresite miden 2×2 centímetros. Pero la instalación no se hace una a una sino que ya de fábrica vienen en mallas de 30×30 (en función del modelo) que facilitan su colocación. También hay que destacar que aunque normalmente sean piezas cuadradas, se pueden encontrar rectangulares o redondas, sobre todo. Respecto al color, la gama es muy amplia aunque en los últimos años los metalizados son los que están teniendo más éxito para los baños.