• Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon

Tipos de calefacción eléctrica

Actualizado: 25 nov 2020

La calefacción es imprescindible en casi todos los hogares (y decimos casi porque hay zonas que por su buena climatología, no son necesarias) y existen muchos tipos de sistemas. Pero hay que tener en cuenta algunas premisas antes de decidir si instalar un sistema u otro y no olvidar que también el aislamiento de la vivienda es un aspecto clave para que interese más una calefacción determinada. Una de las alternativas es la calefacción eléctrica. Sabemos que a día de hoy las tarifas eléctricas son bastante elevadas y además es una factura que no para de crecer, pero a veces una calefacción de luz es la opción más interesante a pesar de los precios que se llegan a pagar. Pero en otras ocasiones es la única opción posible sobre todo cuando no se pueden instalar calderas de leña o gas.


Tipos de calefacción eléctrica


Acumuladores eléctricos

Como el nombre indica, los acumuladores de calor están diseñados para acumular energía durante las horas en las que la tarifa eléctrica es más económica. Esto suele coincidir con el horario nocturno, lo que significa que por la noche almacenará calor e irá desprendiéndolo durante todo el día. Las horas las puedes programar adaptándolas a tus necesidades. Es una opción muy interesante para quienes estén en casa todo el día, pues los aparatos desprenderán calor la mayor parte del tiempo.

Ventajas: ahorro energético para aquellos consumidores que necesitan poner calefacción eléctrica en sus viviendas.